EL CORAZÓN DE CRISTO
BASE Y CUMBRE DE LA COMUNIÓN

- REDENCIÓN -

OBJETIVO

Conocer el acto Redentor: revelación del amor, manifestación del amor.

Comenzar la catequesis con la oración: Ven, Espíritu Santo y un Ave María.

EXPERIENCIA

La Iglesia la noche de la Vigilia Pascual estalla en un jubiloso canto de alabanza, de gratitud, de alegría: El Pregón Pascual. En él se anuncian las maravillas que Dios realizó  va a realizar en esa noche: la Resurrección de Jesucristo, nuestro Redentor, que venció al mal, el pecado y  la Muerte.

Se entrega el Pregón Pascual.

Subraya lo que más te llame la atención, lo que más te ha llegado. ¿Qué te dice?

MENSAJE

1. Jesucristo Redentor del mundo. Redentor del hombre

La creación es el plan divino, nacido del Amor infinito de Dios. Pero aquel designio primitivo de Dios fue roto por el hombre con su pecado. ¿Cuál fue la reacción de Dios? ¿ Aniquilar al hombre, abandonarlo?

Dios le sigue amando y en su sabiduría y amor infinito idea un nuevo plan:

La Redención.  La redención consiste en volver a l hombre al designio original: a ser “Hijo- Amigo” de una manera más maravillosa, más íntima, más delicada.

Para esto: ¡Dios se hará Hombre!

2. La Encarnación del Hijo de Dios

Hablar de Jesucristo redentor, es hablar del Hijo de Dios encarnado. Él se hizo verdaderamente uno con nosotros menos en el pecado. Trabajo con manos de hombre, pensó con inteligencia de hombre, amó con corazón de hombre.

3. Cristo crucificado

Pero la Redención no es sólo encarnarse: es algo más. Es redimir. Es la reconciliación con el Padre. La expiación del pecado de la humanidad. ¿ y cómo expió el pecado de la humanidad? ¿cómo reparó nuestras ofensas?.Sufriendo, muriendo por nosotros. Hablar de Jesucristo redentor, es hablar de Cristo crucificado.

4. El Corazón de la Redención

Pero…. la materialidad del sufrimiento y de la muerte no redime.  Para entender la Redención, tenemos que penetrar más adentro.

Él asume su pasión y muerte en su Corazón, toma sobre si la vida de cada hombre, el pecado de la humanidad, y se ofrece en obediencia al Padre por todos. Podemos decir que la redención es obra del corazón humano de una Persona divina.

5. ”¡Mirarán al que han atravesado!”

Por eso, como síntesis de la Hora del Redentor, San Juan nos describe la lanzada. Lanzada. Ese costado traspasado nos habla sin palabras, y nos da la clave de la Redención. A través del costado de Cristo descubrimos el Amor de Dios al hombre.

Cantamos en el pregón Pascual: “¡ qué asombroso beneficio de tu amor por nosotros! ¡qué incomparable ternura y caridad! ¡para rescatar al esclavo, entregaste al Hijo!”. El Corazón abierto de Cristo nos habla ¡ cómo no! del Amor del Hijo, de su Amor por nosotros.

Jesús nos ha manifestado en lo supremo de su humillación lo sublime de su Amor. Nos manifiesta el verdadero amor, el Amor que da la vida.

COMPROMISO

Meditación Diaria de 10 minutos de la Pasión, del Amor de Cristo en la cruz.